Senador Pancho Búrquez exige recortar gasto ante crisis económica

En lo personal, y junto a un grupo de senadores panistas, renuncia a diversos gastos como vales de gasolina.

El senador por Sonora Francisco Búrquez se reincorporó a las actividades legislativas después de un proceso de salud al que fue sometido los últimos meses; el regreso del “bárbaro del norte” vino acompañado de su renuncia a los privilegios excesivos qué hay en el congreso.

“Desde que inició esta administración, hemos venido alertando sobre las malas decisiones económicas y presupuestales que han tomado en el gobierno federal”, sostuvo el legislador sonorense, “Y hoy estamos en la peor de las crisis: con una economía que se ensaña con los ciudadanos, a punto del estallido social y con el repudio de los ciudadanos que se refleja en un 12% de aprobación a la gestión del presidente”.

El senador Francisco Búrquez, junto a Marcela Torres Peimbert, Ernesto Ruffo Appel, Víctor Hermosillo y Celada y Juan Carlos Romero Hicks, anunció que “un grupo de senadores venimos aquí a mostrar un gesto de responsabilidad con los ciudadanos, renunciando de manera voluntaria a los privilegios que tenemos como senadores y proponiendo un programa de recortes para salir de esta crisis económica y social que están sufriendo los mexicanos”.

La propuesta consiste en un recorte inmediato del 50% del presupuesto a la clase política, Congreso de la Unión, Presidencia, Instituto Nacional Electoral (INE) y partidos políticos, así como recortes adicionales a Comunicación Social, prestaciones y salarios de la alta burocracia y sindicatos, lo que representaría 573 mil millones de pesos por recortes.

Además de este recorte, se prevén excedentes del Banco de México por 239 mil millones de pesos, que suman en total recursos por 812 mil millones de pesos, lo que permitirá salir, según su propuesta, de la crisis económica a la que ha llevado a México, la administración de Enrique Peña Nieto.

“Estos enormes recursos disponibles, y que no ponen en riesgo el funcionamiento del país ni a la democracia, sólo nos demuestran una cosa:  Que el sistema está agotado y la crisis económica nos ha alcanzado”, aseveró el senador Búrquez.

El legislador sonorense añadió que “El recorte a los recursos de la clase política es el primer paso del cambio de rumbo. Vamos caminando a un modelo donde el ciudadano tenga más poder. ¿Y dónde está el poder? donde está el dinero y las decisiones”.

Y aclaró que no se propone que ese ahorro se devuelva a las arcas federales, pues nuevamente engordarían al gobierno y su gasto corriente, sino que “queremos el dinero en los bolsillos de la gente, a través de eliminar el impuesto especial a las gasolinas, y de eliminar el déficit público”.

Búrquez Valenzuela concluyó haciendo un llamado, “Salgamos de la crisis amarrándonos el cinturón, renunciando a nuestros privilegios, comprometiéndonos con responsabilidad con los ciudadanos a devolverles el dinero que la clase política les ha saqueado”.

Únete

¡Gracias! Hemos recibido tu información.
Hubo un error al intentar enviar. Por favor inténtalo más tarde. Gracias por tu comprensión.